Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de escoger las herramientas más adecuadas para la limpieza de cristales. Dependiendo del tipo de vidrio que se vaya a limpiar serán necesarios unos utensilios u otros. También hay que tener en cuenta su ubicación, ya que no es lo mismo limpiar los cristales exteriores que los interiores puesto que tendrán diferentes tipos de suciedad. En este artículo mostramos los principales útiles, químicos y técnicas para la limpieza profesional de superficies acristaladas.

Útiles
Tiene cerdas blandas para evitar rayar el cristal y se utiliza cuando los cristales tienen residuos como polvo o telarañas
Sirven para despegar las suciedades más adheridas al cristal

Se utiliza para mojar los cristales y poder frotarlos después, eliminando así toda la suciedad. Es de algodón y se le puede acoplar un palo al mango para llegar a las zonas más altas

Su forma es igual a la del empapador, pero en lugar de tener un vellón de algodón, tiene una goma. Esta sirve para arrastrar toda la suciedad de la superficie del cristal y secarlo a la vez, con una sola pasada

Se utiliza para sujetar las esponjas y bayetas a un palo y poder utilizarlas en zonas a las que no alcanzamos con las manos

Es similar al de la fregona ya que cuenta con una prensa para escurrir

La más absorbente y profesional es la gamuza de piel. Luego tenemos los paños de algodón y los de microfibra o las más modernas como la PVA. Se utilizan para ir secando el labio de goma y para eliminar posibles marcas que hayan dejado los aparatos de cristalero

Indispensables para la limpieza de cristales de altura

Empapador
Rascador
Cubo cristalero
Mango telescópico
Bayetas
Racleta
Químicos

Al igual que ocurre con las herramientas, los productos de limpieza de cristales dependen de diferentes factores como el tipo de cristal, de la suciedad y del estado en el que se encuentren.

Una de las principales recomendaciones es emplear productos que no necesiten grandes disoluciones en agua para los cristales interiores, ya que las condiciones de secado no son las idóneas.

Para exteriores lo mejor son las soluciones jabonosas, pero en este caso es imprescindible asegurarse de que retiramos todo el producto para evitar futuras manchas. Por último, para las superficies que contengan restos de materiales o pegamentos, se deberán utilizar productos que contengan alcohol o acetona.

Técnicas

Primero se debe humedecer el cristal con el empapador. Después se humedece la racleta y se coloca en posición vertical en la esquina superior izquierda de la ventana. Una vez posicionada y sin levantarla del cristal, se lleva hacia el otro extremo de la ventana. Al finalizar ese tramo, se seca la goma de la racleta y se repite el mismo movimiento justo en el tramo inferior al que acabamos de limpiar. Esta operación se repite tantas veces como sea necesario hasta llegar al extremo inferior del cristal. Además del movimiento horizontal también hay que tener en cuenta que es necesario realizar una ligera inclinación hacia abajo para evitar ensuciar las zonas ya limpias. Por último, al finalizar se secan los bordes y marcos de la ventana con una bayeta o una gamuza seca.

Esta técnica es similar a la anterior pero en lugar de realizar los movimientos en horizontal, se realizarán en vertical. Para ello, la racleta se coloca de forma vertical sobre la esquina superior izquierda y se irá desplazando de arriba a abajo hasta llegar al extremo derecho del cristal.

Se trata de una técnica similar a la horizontal pero, en este caso, la racleta no se despega nunca del cristal. Cuando se llega a un extremo, se realiza un movimiento de muñeca para dirigirnos hacia el extremo contrario y así hasta el final. Es una técnica mucho más profesional, que requiere mayor experiencia que las anteriores para que el resultado sea el esperado.

Empleada para trabajos de altura, en los que es necesario utilizar una barra alargadora para alcanzar el cristal. Los movimientos pueden ser tanto verticales como horizontales, no obstante, hay que tener en cuenta que en este caso es necesario hacer más presión para que la limpieza sea efectiva.

Estamos a tu disposición para asesorarte y encontrar la mejor solución a tus necesidades, no dudes en contactar con nosotros

Contacto